Suteki… pedacitos de Japón

Descubre en este blog la presencia de Japón en Madrid

Trámites para obtener el visado para Japón

Avatar: templo japonésEl lunes se cumplió un mes desde mi llegada a Japón y reconozco que no he hecho bien mis deberes. Adaptarse al ritmo de vida de un país tan distinto culturalmente al tuyo es complicado y me ha costado más de lo esperado, pero estos 36 días me han servido para empaparme de un Japón nuevo para mí, peculiar y frenético, que os plasmaré aquí.

Pero empecemos por el principio, los trámites que habremos de superar para entrar en Japón. Existen dos opciones: acceder como turista con el pasarporte —sólo apto para estancias de 90 o menos días—, u obtener un visado. Actualmente, la Embajada del Japón en España dispone de cinco tipos (turismo o visita a amigos, visita a familiares, reunión de negocios, participación en competiciones y actividades culturales).

Como podéis comprobar, es posible solicitar un visado de turismo, pero sólo será necesario si vuestra estancia va a superar el período antes indicado. Lo más probable es que la mayoría acceda con un visado de actividades culturales, que es el que se expide para aquellos que no van a ejercer ninguna actividad profesional remunerada con fondos japoneses (estudiantes, becarios, trabajadores de empresas extranjeras).

En cualquier caso, será necesario presentar cierta documentación para que os concedan el visado. Existen dos vías para hacerse con él, una más “engorrosa”, que requiere una larga lista de papeleo; y una “sencilla”, con el Certificado de Elegibilidad.

QUÉ ES EL CERTIFICADO DE ELEGIBILIDAD

El Certificado de Elegibilidad es un documento emitido por una autoridad regional de inmigración bajo la jurisdicción del Ministerio de Justicia nipón. Es decir, la única forma de obtenerlo es en Japón, y conseguirlo resulta complicado si no se está emparentado con un japonés o se dispone de un contrato con una empresa japonesa o presente en el país que lo tramite.

Se trata del documento necesario para obtener el codiciado visado de trabajo.

Es la vía “sencilla” porque aquellos que estén en posesión de uno no necesitarán presentar mucha más documentación (a parte del impepinable impreso de solicitud, que podéis obtener directamente en la embajada o descargarlo a través de su página web).

El propio certificado acredita que el extranjero en cuestión cumple los requisitos necesarios para aterrizar y desarrollar la actividad para la que ha solicitado el visado, pero tened en cuenta que la sección pertinente se reserva el derecho de emitirlo.

PROCEDIMIENTO ORDINARIO DE SOLICITUD DEL VISADO

Obtener el Certificado de Elegibilidad supone contar con un apoyo que agiliza mucho los trámites y el papeleo, pero como por desgracia la mayoría no cuenta con él, es necesario seguir el procedimiento ordinario de solicitud del visado, que puede traer de cabeza a más de uno durante un par de meses.

Lo primero y más importante, aunque suene a tópico, es ponerse en contacto con la embajada o el consulado que corresponda a cada uno, ya que, ellos mejor que nadie podrán deciros cuáles son los documentos exactos que necesitáis. Yo os ofrezco aquí una guía de la información que solicitan basándome en mi experiencia, pero los documentos requeridos varían en función de la actividad que vayáis a realizar en Japón.

Ante todo, tendréis que rellenar el impreso de solicitud, disponer de dos hojas libres en el pasaporte (en vigor) y llevar dos fotografías tamaño carnet que no tengan más de seis meses. A esto tenéis que añadir los siguientes documentos:

Documentos relacionados con la actividad académica o profesional
  • Currículum vitae
  • Titulación académica
  • Carta de invitación (*)
  • Contrato o acuerdo para la estancia
  • Plan de viaje
Básicamente, lo que pretenden con estos documentos es saber si se está cualificado para desempeñar la actividad en cuestión y los términos en los que va a desarrollarse.
(*) La Carta de invitación es un documento que debe emitir el centro en Japón en el que se vaya a realizar la actividad correspondiente (estudios, prácticas, trabajo, etc.), en el que tiene que aparecer la siguiente información: que se esté identificado como beneficiarios de la invitación, se indiquen las actividades a realizar, el tiempo que va a permanecerse en Japón, el Centro al que se va a acudir y aquella información que se considere de interés.
Debe ir membretado, datado, sellado y firmado, lo que significa que tiene que llegarnos desde Japón por correo postal, y eso puede tardar algo más de un mes.
Documentos relacionados con la capacidad económica
Si los gastos se asumen personalmente:

  • Contraro laboral
  • Tres últimas nóminas
  • Extracto bancario de los tres últimos meses
  • Billetes de avión
  • Reserva del alojamiento
Como podéis comprobar, si no tenéis una buena solvencia para costearos una estancia superior a 90 días, no os concederán el visado. Y hay que acreditar que se cuenta con un lugar en el que alojarse y se tiene el billete de vuelta (aunque sea abierto).
Si los gastos los asume una tercera persona:

  • Además de los documentos anteriores,
    presentar un escrito en el que,
    identificándose, declare que asumirá
    los gastos de la estancia y en virtud de
    qué relación los asume.
  • Documento que certifique dicha relación
Cuando es otra persona la que va a asumir los gastos de la estancia —algún familiar, socio, etc.—,son sus datos económicos los que hay que facilitar.
Además, tendremos que aportar algún documento que acredite nuestra relación con esa persona, como el libro de familia o el acuerdo correspondiente.
Si los gastos los asumen desde Japón:

  • Debe detallarse en la Carta de invitación (*)
En el caso de que sea el centro en Japón el que vaya a asumir los costes, tendrá que ir especificado en la antes mencionada Carta de invitación.

Parece complicado, pero si contáis con el asesoramiento adecuado, en un par de semanas lo tendréis solucionado. En expedir el visado tardan sólo entre dos y cinco días (a mi me tardaron uno…), y lo peor es siempre reunir el papeleo.

Aquellos que accedan con una beca gestionada por la Embajada, como es el caso de las Monbukagakusho, u otras becas de estudios como las de La Caixa, lo tendrán más fácil, porque son éstas las que cubren los costes de la estancia y sólo habrá que presentar los documentos de la beca, en lo que a la capacidad económica se refiere.

Y si todo ha salido bien, voilà! Ya tendremos en nuestro poder el visado japonés.

¡IMPORTANTE! EL PERMISO DE ATERRIZAJE EN JAPÓN

Un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de solicitar el visado es tener claro cuándo se va a aterrizar en Japón. ¿Por qué? Sencillamente porque desde la fecha en la que se expide el visado, tenéis tres meses para aterrizar en el país, y es a partir de la fecha de aterrizaje cuando comienza a contabilizarse el período de estancia.

Anuncios

Acerca de María Roldán

Periodista aficionada a lo nipón, los videojuegos y la lectura, actualmente afincada en Japón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ARCHIVO DE ENTRADAS

octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

INICIATIVAS WEB

Otorgado por Un rato con Anita
Qué es el premio Liebster Blog

Otorgado por Nihonnipon
Qué es el premio Best Blog

A %d blogueros les gusta esto: